En el 2025 los envases de McDonald’s provendrán de fuentes renovables, recicladas o certificadas

McDonald’s anunció sus objetivos de mejorar sus envases y ayudar a reducir significativamente los desechos a fin de tener un impacto positivo en las comunidades en las que la compañía presta servicios en todo el mundo.

En el 2025 los envases de McDonald’s provendrán de fuentes renovables, recicladas o certificadas

Para el año 2025, el 100% de los envases para clientes de McDonald’s provendrá de fuentes renovables, recicladas o certificadas, con preferencia por la certificación del Consejo de Administración Forestal (Forest Stewardship Council, FSC). También para 2025, la compañía se propuso reciclar los envases para clientes en el 100% de sus restaurantes.

Esto amplía el objetivo existente de McDonald’s de que, para 2020, la totalidad de sus envases a base de fibra provenga de fuentes recicladas o certificadas, que no provoquen deforestación.

“Tenemos la responsabilidad de usar nuestro alcance para una buena causa, y hacer cambios que tengan un impacto significativo en todo el mundo”, explicó Francesca DeBiase, directora de Cadena de Suministro y Sostenibilidad de McDonald’s. “Nuestros clientes nos informaron que los desechos de envases son el principal problema medioambiental que quieren que abordemos. Anhelamos realizar los cambios que nuestros clientes desean y usar menos envases, adquiridos de manera responsable y diseñados para ser tratados adecuadamente después de su uso; para ello, debemos trabajar en nuestros restaurantes y más allá de estos, a fin de aumentar el reciclaje y ayudar a desarrollar comunidades más limpias”.

Para alcanzar estos objetivos, McDonald’s trabajará con expertos líderes en la industria, gobiernos locales y asociaciones medioambientales, con el objetivo de mejorar las prácticas de envasado y reciclaje. Juntos laborarán para diseñar envases más eficientes, implementar nuevos programas de reciclaje, establecer nuevos programas de medición y capacitar al personal e informar a los clientes de los restaurantes.

Como señaló Tom Murray, vicepresidente de EDF+Business de Environmental Defense Fund: “Hace casi tres décadas, McDonald’s y EDF se unieron para abordar la problemática de los residuos sólidos y acelerar la innovación en materia de envasado. A lo largo del camino, fuimos pioneros en un nuevo modelo de asociación para empresas y organizaciones sin fines de lucro. En la actualidad, McDonald’s continúa elevando los estándares de sostenibilidad al establecer objetivos ambiciosos y colaborar con los socios en toda la cadena de valor para generar el máximo impacto”.

“La preferencia global de McDonald’s por los materiales certificados por el Consejo de Administración Forestal (FSC) demuestra su compromiso de largo alcance de obtener envases de fuentes que beneficien a las personas y a los bosques de todo el mundo”, indicó por su parte Kim Carstensen, director general del Consejo de Administración Forestal. “La asociación entre McDonald’s y FSC también crea una oportunidad excepcionalmente poderosa para que McDonald’s involucre a los clientes en formas simples de proteger los bosques”, agregó.

Sheila Bonini, vicepresidenta sénior de Participación del Sector Privado de World Wildlife Fund, agrega: “La administración de residuos más inteligente comienza con una mejor fuente de abastecimiento, mayor colaboración en la cadena de valor y una comunicación optimizada con los clientes. El anuncio de hoy demuestra el sólido liderazgo de McDonald’s en el desarrollo de soluciones de envasado y reciclaje a una escala que puede extender la vida de nuestros recursos naturales e impulsar su industria hacia prácticas más sostenibles”.

El enfoque de McDonald’s en el envasado sostenible surgió hace casi 25 años con el establecimiento de la asociación pionera con EDF. La iniciativa eliminó más de 300 millones de kilogramos de envases, recicló 1 millón de toneladas de cajas de cartón corrugado y redujo los desechos en un 30 por ciento en la década posterior al establecimiento de la asociación. En 2014, la empresa se unió al programa Global Forest & Trade Network de WWF y estableció sus objetivos de abastecimiento de fibra, incluida la preferencia de FSC por los envases fabricados a partir de fibra de madera.

Actualmente, el 50% de los envases para clientes de McDonald’s proviene de fuentes renovables, recicladas o certificadas, y el 64% de los empaques a base de fibra proviene de fuentes certificadas o recicladas. Además, se estima que el 10% de sus restaurantes en todo el mundo reciclan el packaging de los clientes.

“Esperamos poder realizar mayores contribuciones y continuar elevando los estándares con respecto al significado de ser una compañía responsable y comprometida con las personas y el planeta”, concluyó DeBiase.

Fuente: Globe Newswire